Ser cristiano no vende

 

https://editorialamarante.es/libros/novela-negra/el-caso-ontoria

Editorial Amarante
Cuando se despeja la niebla, sólo se ve el abismo.

Pues me lo ha advertido una persona muy cercana. “Pocas novelas vas a vender, si sigues manifestándote como cristiano creyente”. Y es que soy muy inocente. Cuando Stephen Hawking decidió cargarse a Dios escribí un articulo en Canal Literatura. De inmediato apareció el comentario de un escritor consagrado diciendo que podría contraargumentar, pero sería demasiado aburrido. A continuación me llamó intolerante.

Mi novela, “El caso Ontoria”, no es exactamente un libro religioso. Es una novela negra en la que a través de un relato ficticio, intento componer una historia de recuerdos personales, mi propia historia. La fe, la Iglesia Católica que yo conocí y que me enseñó a creer, ya no existe. Y sobre esa pérdida de fe que ha destruido la Iglesia de Roma, construyo el argumento. No sólo la fe y la Iglesia forman parte de la novela. También el curioso mundo del circo que me deslumbraba en mi niñez, y el mundo de las empresas en que he trabajado, su desarrollo y destrucción a manos de los nuevos gestores económicos que conocemos como ejecutivos. O los primeros amores de adolescencia que son los más importantes.

Pero cuando muchos posibles lectores leen palabras o frases como Cristo, fe, esperanza de salvación, y otras parecidas, huyen despavoridos.

Buscan refugio en el  “El Código Da Vinci”, la serie “Crepúsculo”, “Harri Potter”, etc. En definitiva, Cristo está censurado, y es que cuando yo era más joven sacerdotes y religiosos advertían que el diablo era tan inteligente que nos hacía creer que no existía.

Hay que reconocer que se ha superado a sí mismo. Ahora nos hace creer que él sí existe, pero el Dios bondadoso que nos ama y se entrega a la muerte por nosotros es pura imaginación, una ilusión creada por nuestro cerebro, de la que ya, gracias a los avances científicos, no hay necesidad.

Será testarudez, pero a pesar de lo que digan Hawking y sus apóstoles, yo sigo creyendo.

Anuncios

LOS HOMBRES DE NEGRO HAN DESTRUÍDO OCCIDENTE

 

https://editorialamarante.es/libros/novela-negra/el-caso-ontoria

Editorial Amarante

 

 

ECONOMÍA EXPLICADA POR QUIEN NO SABE ECONOMÍA.

Los países occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, caminan con paso firme hacia su práctica desaparición como agentes de alguna importancia en el mundo futuro que se adivina.

Han perdido su anterior capacidad industrial, mejor dicho, la han transferido voluntariamente a otros países que ahora se aprestan a dictar las normas.

Occidente es un geriátrico, una residencia de ancianos que sólo esperan las tres comidas del día y los programas de televisión que se encargan de mantener el encefalograma plano.

Toda actividad social, desde la más simple, (relaciones de familia, de vecindario), hasta la más compleja, (como puede ser la estructuración de un sistema económico adecuado), precisan de un sustrato, de un fundamento ideológico que le de sentido, una guía que indique si lo que hacemos, lo que pensamos y lo que decimos es conforme a lo establecido. Así el matrimonio tradicional católico se regía por una serie de reglas dictadas por la Iglesia. El divorcio era impensable, la familia, sagrada, el papel de los progenitores digno de respeto. La economía, la forma de trabajar, el tiempo que se debía dedicar al trabajo, también estaba regido por una tradición que establecía un día obligatorio de descanso, un día sagrado de asueto obligado, salvo en actividades imprescindibles para la sociedad.

El advenimiento de la nueva economía, (tuvo lugar sobre la década de los setenta), destruyó todo un sistema social que se había convertido en el modelo que seguían los países occidentales. La producción industrial requería grandes masas de trabajadores manuales que acudían a sus puestos de trabajo conforme a horarios bien definidos, lo que posibilitaba que dicha producción pudiese realizarse en días de la semana que se denominaban hábiles y en horarios que podemos definir como humanos por contraposición a los que ahora se han establecido como imprescindibles. El incremento del precio de las materias primas (singularmente el petróleo) como consecuencia de los problemas políticos en Oriente Medio, guerras árabe israelíes, dio lugar a un deterioro de los beneficios a que estaban acostumbrados los magnates industriales de occidente.

Podían haberse buscado otras soluciones, pero los prohombres de las empresas occidentales decidieron echarse en manos de una nueva y emergente clase especial de seres sin alma, fundamentalmente economistas, y de una ideología, el neoliberalismo, cuyos sacerdotes habían estudiado o lo hacían todavía en los seminarios de la nueva religión.

Seguir leyendo “LOS HOMBRES DE NEGRO HAN DESTRUÍDO OCCIDENTE”

SER ESCRITOR. VANIDOSA PRETENSIÓN

https://editorialamarante.es/libros/novela-negra/el-caso-ontoria

 

NUEVOS ESCRITORES Y ALTA LITERATURA

Editorial Amarante
Cuando se despeja la niebla, sólo se ve el abismo.

Andaba yo indagando acerca de los grandes misterios de la novela y sus oficiantes. Me consideraba y todavía me considero, fuera de lugar, un advenedizo. Quizá por mi educación, es posible.

Escribir, construir una novela, siempre me había parecido una actividad reservada a gente superior, a intelectuales consagrados, reconocidos, y sin embargo……

Veía y veo y seguramente seguiré viendo los estantes de los grandes almacenes, de los hipermercados, repletos de portadas, de títulos, de autores que una vez leídos o simplemente hojeadas las primeras páginas no parecen de especial calidad y entonces, como es lógico, el antes lector o lectora ávida se pregunta a sí mismo, ¿y porqué no yo?, después de todo ese pálpito, esa necesidad siempre ha estado rondando en las intenciones profundas de todos los lectores.

Seguir leyendo “SER ESCRITOR. VANIDOSA PRETENSIÓN”