ESCÁNDALO EN EL BANCO

JUBILACIONES EN PELIGRO.

El 23/02/2015 los diarios económicos publican una noticia curiosa. Un conocido, hasta poco tiempo  antes consejero delegado, de una no menos  conocida entidad financiera ha sido apartado de su cargo por la recién nombrada presidenta con la que parece que no se lleva bien.

Se negocia la baja de este gestor. El acuerdo que se alcanza consiste en una jubilación anticipada, o algo parecido, a partir de los 48 años y que supone el cobro de ochocientos mil euros anuales durante diecinueve años. En total se calcula que percibirá unos catorce millones de euros.

Además de esta prejubilación pactada, este señor seguirá generando otros imaginativos derechos de pensión. Tiene, por lo que dice la noticia (tomada de vozpopuli) cuatro millones trescientos mil euros en derechos de pensión acumulados.

Para quién quiera entretenerse en leer las cláusulas y condiciones a través de las cuales se han generado estas modestas cantidades, pueden leer en vozpopuli, en el apartado de economía y finanzas, buscando la fecha del 23/02/2015.

Por otro lado, en algunos diarios digitales se informa desde hace unos días que el gasto en pensiones del mes pasado ha sido el mayor de la historia, con más de ocho mil cien millones de euros. Además se insiste en  que la gente tiene mucha preocupación acerca de su jubilación futura, lo cual es una estupenda estrategia para que el personal vaya haciéndose a la idea de los próximos  recortes. El miedo, ya se sabe, produce parálisis y aceptación. Continuarán pues, asustando, para eso les pagan.

Dos detalles, la noticia de la superjubilación ya no puede encontrarse en la primera página de ningún diario digital. Por el contrario, el montante de lo desembolsado en pensiones el mes pasado ha aguantado algunos días más.

¿Qué está ocurriendo? Como en las novelas negras, cuando la escena del crimen no presenta indicios claros que puedan llevar a detener al culpable, los investigadores buscan a aquellos que se benefician con el delito.

 

 

Editorial Amarante
https://editorialamarante.es/libros/novela-negra/el-caso-ontoria

 

 

 

La crisis viene de muy atrás. Occidente y sobre todo España liquidaron todo su capital industrial a precio de saldo. Previamente, el entramado industrial se convirtió, gracias a la economía contable, en género fácilmente transportable para la venta a terceros. Con el apoyo de los sindicatos, nuestros puestos de trabajo se liquidaron y se trasladaron a países emergentes. Desde entonces hemos vivido del sector servicios, sobre el que los gestores del trasvase derramaron algunas miserables sobras de sus fastuosas comisiones. Entre estos admirables ejecutivos, el arriba mencionado, no es el único desde luego, pero sí un modelo de todos ellos.

En general la opinión pública responde a estas noticias con el comportamiento condicionado a que hemos hecho referencia en posts anteriores que hablan del control mental.

<<Estos tipos son mucho más inteligentes que la media y su gestión al frente de estas macroinstituciones financieras se merece estas retribuciones, sin ninguna duda>>. Idea  ésta que se suele recitar y sermonear hasta el aburrimiento en todos los apartados de opinión de los periódicos y diarios digitales que gestionan la ración de <<es usted extraordinariamente inteligente si es capaz de entender la aportación a la economía nacional de un gestor de este nivel>>, o por el contrario <<es usted un ignorante envidioso si se atreve a poner en cuestión estas decisiones, siempre meditadas y dirigidas al bien común, que toma la dirección de la entidad en cuestión>>.

Bueno, pues que se sepa. Estos magníficos gestores, no éste en concreto, fueron los que vendieron las preferentes. Son los que despiden cientos y miles de trabajadores, si hace falta, o aunque no sea necesario, con indemnizaciones de risa. Risa floja, interior,  que se retiene con gran educación, mientras los desgraciados firman el finiquito. Luego, ya en el campo de golf, mientras se pasean entre un hoyo y el siguiente, pueden estallar en carcajadas sin control.

El <<Lobo de Wall Street>> retrata estos personajes a la perfección. El problema es que la gente sólo ve la <<soberbia actuación de Leonardo di Caprio>>.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s