PODEMOS

 

 

Editorial AmaranteMUJER DEL CUADRO PORTADA 001 OTAEGUI

PODEMOS
Vivimos tiempos confusos. Fin de régimen, en opinión de bastantes. Fin de Rajoy, deseo de muchos dentro de su partido y de muchísimos fuera de él.
Y es que cada uno debe hacer lo que de él, en buena lógica, cabe esperar. Si uno llega al poder comandando un partido de derechas, se supone que debe hacer una política de derechas. Tenía una mayoría absoluta y cuatro años por delante, pero Rajoy no lo hizo.
Puso al frente a la señora Soraya Sáenz de Santamaría que nos regaló de entrada con un posado en camisón, sorprendente, desasosegante. En todo caso, descolocó al género femenino, también al masculino, todavía no nos hemos recuperado.
Y luego, Rajoy, al mando, o mandado, por sus mujeres, hizo esa política extraña. Extraña porque se dedicó a hacer lo que en buena lógica hubiera correspondido a un PSOE juicioso, aunque desde el advenimiento de Zapatero, la escasa sensatez que quedaba en ese partido, acabó por desparecer del todo.
En lo económico, aumento brutal de impuestos, ataque a la clase media que son, eran, sus votantes tradicionales, destrucción del sistema de relaciones laborales por cuenta ajena, expulsión de miles, millones tal vez, de trabajadores mil euristas de las empresas tradicionales, de servicios fundamentalmente, y sustitución de los expulsados por asalariados de cuatrocientos a seiscientos euros mensuales, en condiciones de trabajo miserables. Si alguien se pregunta por qué los chinos invierten en España, ahí tienen la respuesta. Es más barato un neo trabajador español que un chino. Sólo queda un último empujón para derribar la presa que contiene todavía algunos contratos medio decentes. Cuatro años más de Rajoy y la señora Báñez derribará el último pantano franquista.
Ejecuciones hipotecarias salvajes para los españoles insolventes. Salvamento de todos los bancos y cajas de ahorro y de sus gestores, a cuenta de los escasos, cada vez menos, ahorros de los españoles  y de la suscripción de deuda imposible de pagar, creando las condiciones para la pobreza de un par de generaciones venideras.
Protección del funcionariado, votantes tradicionales y perpetuos de la izquierda, es decir, del PSOE. No en vano los gobiernos de derechas en España son todos mayoritariamente funcionariales. Aznar era funcionario. Rajoy es funcionario, Soraya, Montoro, etc.
Es verdad que eso ha ayudado a contener el desempleo. Menos mal. Pero como digo eso correspondía, al menos en teoría, a una política de izquierdas.


En el plano ideológico, más de lo mismo. Absoluta politización del poder judicial en base al sistema de cuotas de representación proporcionales. Dejadez suicida ante el desafío catalán. A este respecto, bien puede decirse que si Cataluña no se independiza en este mismo momento, es porque no quiere. Sólo tiene, el señor Más, que subirse al balcón, desplegar la bandera, la estelada o la otra o las dos a la vez y colocar el control de pasaportes en autopistas, carreteras, puertos y aeropuertos. Como no lo hace, ni él ni los que le empujan, todo ese alarde de amenazas, más bien, parece una representación teatral para consumo interno.

Respecto del aborto, claudicación absoluta. El próximo paso de la izquierda será la eutanasia. El doctor Montes es candidato en las próximas elecciones.

Y entonces, si Rajoy hace la política que corresponde al PSOE, que otra cosa cabe esperar sino que surja algo como Podemos.

Porque si algo está claro es que este país no está para sutilezas. El PP por definición es la derecha fascista de siempre, haga lo que haga. Si su política es de izquierdas en lo ideológico y en lo económico, simplemente, el PSOE, sobra. Más a la izquierda del PP sólo puede estar un partido radical de ideología rayana con el comunismo soviético más rancio. Y eso es, probablemente, Podemos, un partido comunista. Y es que el señor Rajoy ha propinado tal patadón al sistema tradicional de partidos en España, ha provocado tal desplazamiento que el edificio constitucional, precario desde luego, pero que mal que bien, funcionaba, es casi seguro en este momento, insostenible.
Dicho todo esto, también hay que ser honesto, y reconocer lo que sigue. No creo, en principio, que Podemos sea la solución que este país necesita, pero tampoco, al menos de momento, nos ha hecho nada. Quien nos ha mandado al paro, quien ha puesto en grave riesgo el futuro de nuestras familias, quien está enviando a nuestros hijos al extranjero, volviendo a los tiempos en que el franquismo se sostenía con el turismo y las remesas de divisas de nuestros emigrantes, es el señor Rajoy y su partido PP. Cuyo lema para futuras campañas políticas, que además ofrezco gratuitamente, podría ser. «Vente pa Alemania PP».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s