INFORMACIÓN O COMUNICACIÓN

Editorial Amarante

INFORMACIÓN O COMUNICACIÓN.

Los medios de comunicación hace tiempo que no informan, comunican. La diferencia es importante. Un periodista reconocido, no mucho antes director de uno de los principales periódicos españoles, afirmaba que determinado partido político necesitaba disponer de una plataforma propia de comunicación. Se trata por tanto, no de informar, sino de comunicar, de hacer de enlace entre un determinado poder o partido político y el público al que se le comunica, nunca se le informa, lo que al grupo de presión, partido, institución, etc. Le interesa.

Son conocidas las simpatías del grupo PRISA, por ejemplo, por el partido socialista. Es también conocido que el PP con Aznar en el gobierno intentó, a través de telefónica, disponer de un grupo de comunicación a su servicio, ahora se comenta que la vicepresidenta del gobierno presionó a los bancos para que no dejaran caer al grupo PRISA, consiguiendo, de paso que en ese medio nunca se la criticara.

El denominado cuarto poder, por tanto, no existe. El sistema lo ha absorbido como a todos los demás.

La prueba más estremecedora es que los medios oficiales, vienen ignorando, manipulando, o simplemente no quieren informar acerca de los acontecimientos trascendentales que están ocurriendo en Siria. Al respecto hace tiempo que en determinadas páginas de internet se estaba informando de que los grupos armados que combatían al régimen del presidente sirio, estaban amparados por los propios Estados Unidos , Arabia Saudita e Israel. También en estas páginas se advertía que Rusia iba a intervenir en la guerra Siria. Los medios oficiales, sin embargo, jamás informaron acerca de estas cuestiones. En consecuencia, los ciudadanos europeos se están viendo sometidos a un régimen de información sesgada que les impide hacerse una idea cabal de lo que ocurre y de los riesgos que nos amenazan.

La gran incógnita, el gran misterio para Europa occidental es Rusia y los motivos de  su intervención en Siria.

A este respecto hay más preguntas que respuestas.

1 ¿Cuál es la estrategia USA respecto a la situación Siria?

2 ¿Por qué se han apoyado las revoluciones, denominadas de colores, para derribar gobiernos que en el momento en que se producen esas algaradas, no son especialmente beligerantes contra occidente?

3 ¿Qué pinta España, que está en un gravísimo proceso interno de desmembración, interviniendo en escenarios y en países que no nos han hecho nada?

4 ¿Por qué se atacó la legalidad vigente en Ucrania organizando por parte de fuerzas militares y agentes occidentales la revolución que colapsó un gobierno legalmente elegido?

5 ¿Por qué se sometió a Rusia a un embargo de productos occidentales cuando lo único que hizo fue defender su posición internacional y a sus propios ciudadanos dentro de Ucrania? Acodémonos de lo que ocurrió en la antigua Yugoslavia.

Y, ahora ¿qué está ocurriendo?

Los extraordinarios, pulcros, trajeados analistas y tertulianos españoles especialistas en el tema, advertían, una y otra vez que Rusia estaba acabada como nación, que su  presidente era un dictador y que la economía rusa no podría soportar una guerra contra occidente. Por supuesto, su tecnología militar estaba a años luz de la norteamericana y su pirámide poblacional le abocaba a la desaparición como potencia a tener en cuenta a medio plazo.

Todo errado, todo mentira, todo interesado. La respuesta está en el Sistema. El llamado Sistema occidental, el democrático, el de la supuesta economía de mercado, el de la supuesta libertad y derechos humanos, es, en este momento, digámoslo claramente, un engaño, una mentira, una proyección virtual en una gigantesca sala de cine formada por las televisiones que nos mantiene en estado catatónico, Europa es un fumadero de opio virtual, un continente anestesiado, hipnotizado, al que se dirige por parte de fuerzas extrañas, sin remedio a su propia desaparición. Las pruebas son evidentes y están a la vista para quien quiera verlas.

La economía occidental, singularmente la española, es una gigantesca burbuja de mentiras y préstamos sostenidos en la máquina de hacer dinero. Durante décadas, los ejecutivos, los que se han apropiado de las empresas europeas se han dedicado a saquear la industria europea y trasladar las factorías a países del antes denominado tercer mundo dejando a nuestros jóvenes, sin futuro de ninguna clase.

Hasta este momento se resistía la industria alemana, pero el sistema ya le ha propinado el primer hachazo. El cuento de la contaminación de los coches Volkswagen tiene como único objetivo, además de destruir una mítica marca alemana,  abrir mercado a los nuevos inventos USA, el famoso Tesla que, para no perder la costumbre se fabricará en China o en otro país similar.

Semejante robo, expolio, se puso de manifiesto con la última y no superada crisis económica de las hipotecas «subprime».

La ulterior estrategia ha consistido en ocultar el delito mediante técnicas de control mental y manipulación informativa. Así las guerras de  oriente medio, destrucción del régimen libio, ataque a países como Túnez, Egipto, a través de grupos terroristas.

Terrorismo dentro de los países europeos, después del exitoso ensayo el 11 M en Madrid. Estos atentados, Charlie Hebdo en Francia y otros que se ocultan afirmando que se trata de accidentes, han reducido a la población occidental al estado de terror, de miedo que provoca la parálisis de cualquier reacción sensata a la crisis desencadenada por la denominada economía financiera, la de las bolsas manipuladas por programas informáticos, la de los activos basura, la de los ejecutivos vendidos, la de los consejeros de inversión que sólo ven gráficos, velas, oportunidades, pero nunca trabajo, nunca seres humanos, nunca familias, nunca sensatez.

A todo ello se unen las interesadas guerras ideológicas de nueva generación. Homosexualismo como nuevo paradigma de referencia en el comportamiento aprendido desde la infancia con el propósito añadido de impedir la regeneración poblacional europea.

Feminismo beligerante y agresivo, como forma de dividir una sociedad por la mitad, impidiendo la necesaria cooperación y entendimiento entre hombres y mujeres de occidente que se ven así empujados a un choque programado con la única intención de impedir cualquier reacción de resistencia.

Aborto en cantidades industriales, para reducir de esta forma  la población occidental.

Eutanasia como nueva forma de terror que se aplicará sin ningún control a los ancianos en las próximas décadas.

De ello se encargan los partidos políticos, los de antes y los nuevos que ven en los presupuestos nacionales y en los impuestos confiscatorios una forma de enriquecerse y de situarse en la nueva sociedad que se está construyendo.

Ataque sistemático, sostenido, inmisericorde al cristianismo como religión y código de comportamiento moral en occidente, acompañado de reverencia a cualquier religión, secta, creencia, que sea contraria al cristianismo, auge, por tanto, del islamismo cuyos representantes en Europa, cada vez más numerosos, se hacen notar y lo hacen voluntariamente con la utilización del velo, tan antifeminista, pero tan respetado por nuestras feroces feministas.

Destrucción absoluta de la Iglesia Católica a cargo de Jorge Bergoglio y sus compadres.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s