EL ASUNTO CATALÁN

 

Editorial Amarante
EL ASUNTO CATALÁN

Está que arde, podríamos decir. El futuro se presenta sombrío y el cambio de piloto del proceso al mando ha resucitado una cuestión que parecía haber remitido ante las exigencias de Mas, de la CUP  y los resultados de las últimas elecciones.

Cambio, pues,  de capitán Smith al mando del Titanic catalán seriamente escorado, en plena tormenta política invernal española y  nos pilla a todos con estos pelos.

Y lo curioso es la participación que ha tenido un oscuro partido político que responde a las siglas de CUP, candidatura de unidad popular, de funcionamiento asambleario y con clara vocación antisistema,  marxista e igualitaria. Y de las negociaciones llevadas a cabo entre los partidarios de Mas y este conglomerado extraño destaca este testimonio de la señora Anna Gabriel que puede leerse

AQUÍ

«Nos dijeron que la cabeza de un israelí (Mas) vale más que la de diez palestinos (CUP)».  Una afirmación, cuando menos llamativa, para utilizarla en unas negociaciones políticas. Puede interpretarse en muchos sentidos, entre los cuáles suponemos que en unas acaloradas discusiones alguien puede perder el control y decir cosas y utilizar argumentos de este jaez, y que una vez terminado el proceso quedan en el olvido junto con el resto de  exabruptos que se hayan pronunciado. Sin embargo parece que a esta representante catalana esta concreta frase le ha resultado especialmente llamativa, incluso, en sus propias palabras, ofensiva, a pesar de lo cual siguieron negociando hasta transigir con el acuerdo que todos conocemos, y a esta comparación que parece que le ha afectado personalmente se ha referido en cuanto le han  entrevistado en algún periódico o emisora.

La frase, desde luego, es sugerente y se presta a interpretaciones complicadas.

¿Por qué un israelí vale más que diez palestinos?  El que hizo esta interpelación puede haberse referido al supuesto derecho divino que asiste al israelí, más propiamente judío diría yo, de pertenecer al pueblo elegido.

Es importante distinguir entre judío e israelí puesto que Israel no es un estado democrático, como se dice una y otra vez, semejante a los estados europeos. Israel es un estado con un claro sustrato religioso y racial, surgido como consecuencia de lo que los judíos de la diáspora, descendientes de aquellos que fueron desperdigados por todo el mundo después de que  el general romano Tito aplastara la enésima rebelión judía contra el imperio sobre el año sesenta o setenta de nuestra era, consideraron imprescindible para garantizar su supervivencia después del holocausto nazi. Israel, sería pues desde este punto de vista, un estado refugio para un pueblo sistemáticamente perseguido, sin el cual, el pueblo judío queda expuesto cada cierto tiempo al «progromo» y el intento repetido de borrarlo de la faz de la Tierra.

Desde otro punto de vista más religioso, Israel surge como derecho divino otorgado  que corresponde al único pueblo elegido por el Dios creador de la Biblia  que no deja de ser el mismo que el del Nuevo Testamento.

Quien  dijo que un «israelí» vale más que diez palestinos puede que se refiriera a esa condición de pueblo elegido, es decir, de pueblo superior, distinto. El nacionalista en cuestión, manifiesta pues, que se siente por encima de sus interlocutores asamblearios, que su derecho a independizarse no es meramente un derecho democrático expresado a través de la voluntad de una mayoría de catalanes, sino que se trata de algo distinto con un matiz incluso religioso, un derecho emanado de una instancia trascendente semejante a la que otorga a los judíos la supuesta superioridad sobre los palestinos.

Es una expresión racista, de absoluto desprecio  que no necesita más explicación, un insulto grosero y zafio  hacia los representantes de ese grupo de obediencia comunistoride que a pesar de todo acabaron aceptando el cambio cosmético de sustituir a un ser superior Mas, por otro de su misma categoría, Puigdemont.

Pero existe, además otra interpretación, ésta con ser la anterior extremadamente preocupante, muchísimo más curiosa. La he leído en un blog que algunos consideran conspiranoico, pero que a lo largo del tiempo me ha sorprendido más de una vez con lo acertado de los pronósticos que realiza, aunque respecto de algunas de sus propuestas tengo todas las prevenciones del mundo.

Puede leerse aquí.

http://www.rafapal.com/?p=83643

 

Si esto fuera cierto, entonces la independencia catalana está ya decidida y todo lo que unos y otros prometan y digan al respecto, sobra. La embajada israelí debería hacer algún tipo de declaración desvinculándose de esas afirmaciones de supuesta superioridad judía sobre los palestinos y las analogías que se desprenden del caso y también debería negar esa manida conspiración sionista y declarar su compromiso con la unidad de España que no hace mucho ha restituido la nacionalidad a los sefarditas injustamente expulsados por los Reyes Católicos. Sí, ya sé, todo el mundo sabe que la conspiranoia  puebla cada vez más las páginas de internet, pero los acontecimientos que estamos viviendo tanto en esta piel de toro como en el resto del mundo, no dejan de ser cada vez más extraños e incomprensibles.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s