THERESA MAY

51fv2rkrxel-_sx312_bo1204203200_1

(Viajeros del tren nocturno podrá descargarse gratuitamente los días 16 y 17 de Julio).

Cameron abandona su cargo tarareando una canción, hecho insólito, incomprensible que es motivo de asombro para nuestros periodistas que juzgan esta actitud como poco apropiada para un político serio, muy diferente del apego que por aquí, en España, sienten nuestros representantes por el cargo, el sillón y las prebendas que le acompañan.

No es que el Reino Unido de la Gran Bretaña sea santo de mi devoción, pero lo cierto es que comparando lo que allí está ocurriendo con lo que por aquí suele acontecer, uno no tiene más remedio que asombrarse y también, pese a ciertas prevenciones personales sobre la gente de las islas, terminar por respetar o admirar, incluso envidiar a ese pueblo y a esos políticos.

Cameron, para nuestros sesudos analistas  se ha convertido en un irresponsable que ha llevado a su país al desastre (eso piensan, cuando nadie sabe si abandonar la UE será o no positivo para UK) por haber convocado un referéndum acerca de esa cuestión.

Las diferencias de cualquier político inglés respecto a sus homólogos españoles son evidentes.

El inglés en campaña electoral enseña sus cartas, muestra su programa electoral, programa que suele ser sensato y acorde con la ideología del partido que representa y que se propone llevar a cabo,  promete acciones concretas, determinadas, como pudo ser en su momento el compromiso de Cameron para convocar un referéndum sobre la pertenencia a la UE.

El español, por el contrario, solo quiere salir en TV, su programa electoral, sea de derechas o de izquierdas, suele ser tan farragoso e incomprensible que queda reducido a una serie de lemas, frases fuerza, algunas ocurrentes, otras simplemente estúpidas y una colección  de promesas falsas sin ningún fundamento que tanto el político como sus electores saben que va a incumplir. En resumen, las campañas electorales en España son una vergonzosa sucesión de falsedades y mensajes que no comprometen a nada porque el sistema español se basa en la mentira sistemática. La democracia parlamentaria en España es  pura representación teatral.

El político inglés cumple lo que ha prometido y si fracasa en su opción personal, por ejemplo lo que le ha ocurrido a Cameron, dimite. El político español nunca, jamás, dimite voluntariamente y menos por haber fracasado en su gestión, al político español le dimiten. La frase asumir responsabilidades es desconocida en el sistema régimen que nos gobierna desde el 78. Las dimisiones, ceses, escasas, escasos que se han producido han costado sangre, sudor y lágrimas.

Asombro pues generalizado entre la clase periodística y política española. Increíble, Cameron cumple una promesa electoral y luego, tras perder la opción que él defendía, se va y además canta. Conclusión: Cameron es tonto, irresponsable, incapaz,  «ahora a ver quién arregla el estropicio…», etc.

Segunda parte de los sesudos análisis que siguen a lo que se ha llamado «Brexit». No es posible, la salida de la UE es impensable, hay demasiados intereses en juego, el PIB inglés bajaría… el español perdería… nuestras empresas con intereses en UK se verían afectadas en … %,  y todo esto convenientemente presentado al lado de incontrovertibles cuadros estadísticos y diagramas con líneas quebradas en terrible progresión decreciente.

Y para pasmo general  llega al famoso número 10 de Downing Street la señora Theresa May lo que provoca una nueva avalancha de  análisis que  suponen que ha sido elegida,VER AQUÍ, (como si se tratara de un político español) para reconducir el «Brexit», es decir, para evitar que finalmente UK abandone la UE, pero…

Primera sorpresa. La señora May ha dicho que el «Brexit» es un hecho y que se propone iniciar las negociaciones de abandono de inmediato.

Segunda sorpresa, la señora May se propone hacer determinadas reformas económicas que promuevan la defensa de las clases trabajadoras en el Reino Unido una vez abandonada la tutela insoportable del NOM que representa laUE.

Parece que May va a iniciar un proceso económico para proteger a los trabajadores británicos y encauzar la economía, no solo atendiendo al libre mercado (tal como ahora se entiende o  nos quieren hacer entender el «libre mercado»  es un espacio económico sin fronteras en el que los magnates, mangantes y mandantes de las firmas empresariales pueden desplazarse en busca de mejores condiciones, “salarios miserables en China o donde haga falta” sin ningún obstáculo para sus carteras accionariales, mientras dejan a la intemperie a las clases medias y trabajadoras de sus propios países).

De inmediato han comenzado a tronar los defensores patrios del sistema «neocon» echando mano de sus mejores herramientas, aquellas que demuestran que aun estando usted en el paro, habiendo perdido el cincuenta por ciento de sus ingresos, habiendo sido expoliado por la clase política en base al vigente sistema impositivo confiscatorio, siendo imposible que alguien deje algo (herencias) con lo que sus hijos puedan sobrevivir a los tiempos infaustos que se nos vienen encima, pues, a pesar de todo eso, estos chicos de la nueva economía demuestran que usted es más rico que antes. El truco, la herramienta mágica que manejan con arte de tramposillo prestidigitador es, por supuesto, no podía ser otra cosa, la representación gráfica que mediante líneas quebradas de varios colores demuestran que no tenemos ningún motivo de queja. Véase AQUÍ el insidioso título del artículo que da cuenta de la nueva política económica que se propone emprender Theresa May y un poco más adelante, si sigue leyendo, llegará a la maravillosa demostración prometida.

He aquí los famosos gráficos con los que  el analista demuestra que las premisas de las que parte la señora May son falsas y equivocadas.

 

 Los datos ponen a May en entredicho:

 

A continuación la demostración.

(El discurso de May puede resultar políticamente correcto, sobre todo en ambientes más hostiles con los principios liberales. Sin embargo, los datos son claros y muestran que en los últimos 25 años, la desigualdad de ingresos en Reino Unido se ha reducido un 20%, con un Coeficiente Gini que bajó de 0,5 a 0,4 en dicho periodo.

desigualdad-uk-1.jpg

Los datos de Thomas Piketty, gurú izquierdista especializado en temas de desigualdad, muestran de hecho que la riqueza capturada por el 1% y el 10% más rico es hoy mucho menos significativa que hace décadas.

desigualdad-uk-3.jpg

De hecho, si medimos la desigualdad de riqueza vemos que Reino Unido es uno de los países con menos diferencias patrimoniales entre sus ciudadanos.

desigualdad-uk-4.jpg

Usted está en el paro, su hijo no encuentra trabajo, si lo encuentra le pagan 500 euros al mes en horarios inacabables y criminales, además les  cuecen a ambos a impuestos, tasas, multas, sanciones y demás inventos recaudatorios, pero ya lo sabe, la desigualdad de ingresos se ha reducido en un 20% según el primer gráfico,  cada vez los ricos se apropian de menos porcentaje de renta, según el segundo y además, según el tercero cada vez hay menos desigualdad.

Bueno, pues bien. Si alguien se pregunta por qué crecen los partidos de derecha nacional en los países más fuertes y sensatos de Europa, aquí tienen la respuesta. Si por el contrario, alguien se pregunta por qué crecen los antisistema en los países más débiles e insensatos de Europa, pues la respuesta está en el término “insensato”.

Esos partidos que algunos llaman ultranacionalistas, ultraderechistas, ultraconservadores en países como Francia, Austria, y demás ofrecen algo de preocupación por la situación de sus propios ciudadanos, no tanta por la de los habitantes del resto del mundo que es terrible, pero que no debe resolverse a costa de los desheredados de la Europa desarrollada, y eso es lo que propone la señora May para su país, solo que en Inglaterra no hace falta un partido ultra para defender  a sus propios ciudadanos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s