CISMA CATÓLICO

Lluvia mortal

Viajeros del tren nocturno

 

 

 

 

 

 

 

CISMA.

 

La Iglesia Católica está en cisma. Dividida. El Papa actual y la camarilla que le sigue reniegan de la tradición. Hace tiempo que esta división intracatólica estaba latente, silenciada o más bien anestesiada por la personalidad volcánica de Juan Pablo II y el fulgor intelectual de Benedicto XVI.

Dicen los entendidos que el mal viene del Concilio Vaticano II. Por entonces dijeron que había que abrir la Iglesia al mundo. Cambiaron la misa y la fueron atemperando a los entusiasmos juveniles que todavía en España eran creyentes. Mocedades cantaba el “Pange Lingua”. Qué jóvenes y guapos éramos entonces.

Los jóvenes conciliares, como los de ahora que son ateos, querían cambiar el mundo. Un fraile de los que nos enseñaban compuso un cartel con la efigie de Jesús de Nazaret, una silueta  en blanco y negro parecida a las del Che Guevara,  y una leyenda.

“Se busca. Jesús de Nazaret. Cura a los enfermos. Consuela a los afligidos. Se hace acompañar de gente sospechosa, ladrones y prostitutas. Si le encuentras: SÍGUELE. Recompensa. La vida eterna”.

Algo así. Eran tiempos de alegría, de descubrimiento de una nueva Iglesia más atractiva, menos admonitoria. Los púlpitos dejaron de utilizarse.  Desde aquellas alturas los comunicadores preconciliares, frailes y curas especialmente convincentes, lanzaban feroces y torturantes advertencias a las ovejas del piso inferior que veían a la exigua luz de las velas, más bien sentían, caer sobre las gachas y desnudas cabezas de los hombres y las cubiertas por mantillas de las mujeres una cascada implacable de amenazas de infierno eterno y de necesidad de arrepentimiento por pecados de todo grado y condición. Desde veniales hasta mortales, cuya comisión conducía, si no mediaba confesión, directamente al infierno.

La nueva Iglesia parecía más amable, pero tampoco fue del todo bien. Al difunto Giovanni Battista Enrico Antonio Maria Montini, Pablo VI para abreviar, comenzaron a llegarle las solicitudes de dispensa de votos por millares. Dijo algo de que el humo de Satanás se había infiltrado por alguna rendija de la Iglesia.

Y ahora, pasado el efecto Juan Pablo II y Benedicto XVI, muchos de los católicos convencidos, muchos de los cardenales y obispos consagrados saben que Francisco está demoliendo con furia descontrolada los restos de la Iglesia que todavía quedan en pie.

Se encuentran asustados. Muchos firmes creyentes en Cristo y su divinidad comprometieron su devenir profesional al servicio de lo que pensaron era un renacimiento de la ortodoxia católica bajo Juan Pablo II y Benedicto XVI, pero ahora, oponerse al evidente anticatolicismo de Francisco representa el despido fulminante. Este Papa de la misericordia divina no se anda con tonterías, al que disiente lo excomulga con atronadora firmeza mosaica. Que está destruyendo la Iglesia, que la está poniendo al servicio de algo oscuro y extraño es evidente, pero hay algunas dudas acerca de lo que pretende.

Tal vez una Iglesia tipo ONU, “primus inter pares”, de todas las creencias más o menos trascendentes que existen en el mundo. Chamanes, budistas, hinduistas, musulmanes (si se dejan), protestantes, masones, marxistas, etc. todos aceptando al Papa de Roma como el nuevo zar del catolicismo. Catolicismo expurgado de la pretensión de ser la única verdad. Algo así parece. No obstante.

La verdad, por su propia naturaleza, debe ser sencilla, evidente, infinitamente poderosa y capaz de resistir la mentira y al mentiroso.

 

Anuncios

CONFLUENCIA

Lluvia mortal

Viajeros del tren nocturno

 

 

 

 

 

 

CONFLUENCIA.

Durante cuarenta años hemos vivido un sueño. El año 2007 estalló la crisis económica. Ahora, la confusión, el miedo, el terrorismo importado por nuestros propios gobiernos, la reaparición del comunismo revolucionario nos conducen al caos más absoluto.

¿Las causas? Seguramente la curiosa confluencia de intereses entre la izquierda más radical y eso que comienza a denominarse claramente con el apelativo de ultraliberalismo que nada tiene que ver con la libertad de mercado.

La Unión Soviética echó el cierre en los años ochenta. Se supone que cayó el muro, pero es más probable que las inteligencias que gobiernan este planeta lo dejaran caer voluntariamente. La guerra fría había demostrado que frente a la libertad, la libertad económica fundamentalmente, la planificación estatal había fracasado. La URSS no podía responder al desarrollo económico y sobre todo tecnológico y militar de los Estados Unidos. La revolución abandonaba su criatura más querida y se lanzaba al vacío. En adelante el proceso de cambio en occidente lo llevarían a cabo los miembros del partido en los propios países del bloque OTAN.

Las legiones de asalto estarían compuestas por los teóricos olvidados del sistema, todos aquellos que hubieran sufrido rechazo, burla, desamparo. Los nuevos pobres de la Tierra serían los humillados y preteridos en los esquemas mentales del liberalismo americano. Homosexuales, negros norteamericanos (afroamericanos en adelante para abolir el término “negro” o “negrata”, tan insultante y poco respetuoso), inmigrantes de otras culturas y sobre todo y por encima de todo, mujeres. Sin la mujer el hombre occidental, la sociedad en general está perdida. Oponer la mujer al varón es destrucción segura de cualquier cultura, a no ser… quizá las antiquísimas civilizaciones mariarcales. Tiempos en los que el misterio de la generación de vida se asociaba únicamente a la mujer y se entendía que la preñez se producía por influjo de dioses o seres espirituales, lo que dotaba a la hembra de la especie de singular relación con estas entidades superiores, amén de lógica posición preeminente sobre el varón.

Sigue leyendo

PROFANACIÓN

https://www.amazon.es/VIAJEROS-TREN-NOCTURNO-Antonio-%C3%81vila-ebook/dp/B01E1P2JMQ/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1473960791&sr=1-1&keywords=viajeros+del+tren+nocturnoPROFANACIÓN: UNA PELÍCULA COMPLICADA.

La novela negra escandinava está de moda. Stieg Larsson, desgraciadamente ya fallecido, fue el primer autor que irrumpió en las listas de más vendidos compitiendo con los grandes escritores norteamericanos con la serie de novelas  MIllenium.

Si algo destaca en las tres novelas que componen la serie que se han publicado de este brillantísimo autor es su confesado feminismo. Bueno, sobre esta aparente militancia hay opiniones, lo que sí está claro es que Larsson alumbra un personaje, una protagonista original con fuerza literaria comparable a la de Hércules Poirot  o Sherlock Holmes, Lisbert Salander. Pero dejo el análisis de estas novelas para más adelante.

Siguiendo la estela de Larsson, otros autores escandinavos están construyendo su propia serie de novelas policíacas de gran éxito en todos los países europeos y en los propios Estados Unidos. En concreto, Jussi Adler-Olsen, autor danés, escribió «Los chicos que cayeron en la trampa», cuya versión cinematográfica se conoce en España como «Profanación».

Vaya por delante que no he leído la novela, pero sí he visto la película y lo que aquí escribo se refiere exclusivamente al filme en cuestión;  y en la película uno no deja de observar, de asombrarse ante lo que, en mi modesta opinión, es una construcción argumental que calificaría de asombrosamente complicada por influencia de eso que,  en lo que está tomando forma ya aceptada incluso en los diarios y medios de comunicación más conservadores, se denomina como nuevo orden mundial.

Sigue leyendo

Sé que eras tú

Belleza y sensibilidad

yofumoenpipa

20160818_230056Eras tú.

Estabas en mi sueño,

Nebulosa inconcreta.

Pero sé que eras tú.

Me senté a escucharte

Y te dije :”Te quiero”

Y sé que sonreiste

En tu cielo de nácar.

Y sentí que la Paz

Invadia mi mente

Y sentí tu cariño

Como un beso en el Alma.

Sé que estàs y que eres

Y que nunca te has ido.

(Siento tu corazón

Aqui, al lado del mio)

Y sé que en otras playas,

De mar y arena blanca ,

De azules cielos claros,

De Ilusiones silentes,

Volveremos a vernos,

Esta vez , para siempre.

Lupe Mateo (Luma Teo)

Ver la entrada original

EL REINO: EMMANUEL CARRÉRE

https://www.amazon.es/VIAJEROS-TREN-NOCTURNO-Antonio-%C3%81vila-ebook/dp/B01E1P2JMQ/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1473960791&sr=1-1&keywords=viajeros+del+tren+nocturnoEl Reino (Panorama de narrativas) de [Carrére, Emmanuel]

«EL REINO». Emmanuel Carrére. La crisis de «no fe» de un ateo racionalista.

Hubo un tiempo en que  Francia iba bien, era un país agradable que trataba de olvidar la última gran guerra. Despegaba la economía francesa como el elegante reactor supersónico Concorde. Emmanuel Carrére nació en el año 1957 y creció por tanto en los años sesenta en pleno desarrollo de la magnífica sociedad francesa de la abundancia y del hedonismo.

En el 68, a sus once años percibiría, se supone, los ecos de la gran revolución de los adoquines que acabó sucumbiendo a la lógica de un país que no se iba a convertir en comunista, porque el bienvivir se había instalado en la nueva Francia tutelada por el bloque occidental de la libertad de mercado y el sistema parlamentario.

No obstante siempre quedaba, quedaría, es de suponer también, en los jóvenes de entonces, esa pulsión genética que busca el cambio sea éste el que sea, una revolución que acabe con la injusticia y traiga a este mundo la paz, el amor, la justa retribución al trabajador, en definitiva la felicidad celeste que en las mentes apasionadas de los jóvenes no debe dejarse para los oscuros e inciertos pasajes de la ultravida.

Carrére es un hombre de extraordinario talento, un intelectual progresista que en su juventud pasará a formar parte de esa clase media cultivada, bien asentada en un trabajo creativo y remunerado como corresponde a las élites francesas que se están abriendo paso cabalgando sobre las olas del desarrollo económico  en la segunda mitad del siglo XX. Carrére no es un hombre rico en el estricto sentido de la palabra, sino un hombre bien situado, sólidamente instalado en la clase media,  con una ocupación respetada y una familia a la que es capaz de proporcionar todo aquello que a través de su condición de creador de guiones televisivos puedan necesitar. Sin embargo hay algo que Carrére no tiene, no consigue.

Sigue leyendo

La hoguera de Donald Trump

https://www.amazon.es/VIAJEROS-TREN-NOCTURNO-Antonio-%C3%81vila-ebook/dp/B01E1P2JMQ/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1473960791&sr=1-1&keywords=viajeros+del+tren+nocturnoAnda el mundo periodístico y televisivo revuelto a causa de la sorprendente victoria de Donald Trump en las elecciones norteamericanas.

 Analistas prestigiosos se devanan los sesos intentando explicar qué es lo que ha fallado en las previsiones que vaticinaban un triunfo holgado de la señora Clinton.

 Quizá la respuesta pueda encontrarse en un escritor no muy bien considerado en los ambientes intelectuales progresistas, pero extraordinariamente perspicaz y capaz de explicar convincentemente los profundos cambios que se han producido en los últimos años en la sociedad norteamericana. Se trata de Tom Wolfe y su serie de novelas más conocidas que se inicia con «La Hoguera de las vanidades», continúa con «Todo un hombre» y «Yo soy Charlotte Simmos», para finalizar, de momento con «Bloody Miami».

Sigue leyendo

CONFUSA HISTORIA QUE NOS TOCA VIVIR

https://www.amazon.es/VIAJEROS-TREN-NOCTURNO-Antonio-%C3%81vila-ebook/dp/B01E1P2JMQ/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1473960791&sr=1-1&keywords=viajeros+del+tren+nocturnoEs extraño este momento de la historia que nos toca vivir. Parece que todo el mundo occidental se descompone atacado por alguna enfermedad desconocida y por tanto de difícil tratamiento.

Lo que antes era comunismo ahora se ha convertido en sistema de producción capitalista salvaje sometida al gobierno implacable del viejo sistema marxista.

Y parece que funciona, al menos en lo que podemos ver y oír a través de nuestros cada vez menos creíbles medios de comunicación. China, India, Taiwan, Corea son los nuevos epicentros de la superproducción a precios inigualables. Estados Unidos, Europa y el mundo anglosajón en general, se han convertido en los campeones de la deuda, del déficit estructural, incapaces de remontar un vuelo económico que comenzó a decaer con fuerza en los años noventa, años en los que se desmoronó la Unión Soviética llevándose con ella los muros que habían impedido la expansión del mercado occidental durante décadas.

  Sigue leyendo